Organizaciones Internacionales de Derechos Humanos vigilarán al gobierno de Chile

Compartir en redesShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Observadores Internacionales de varias organizaciones harán una misión a Chile para vigilar los derechos de los manifestantes en las protestas, después de las denuncias que se instauraron en contra de la policía y la milicia por el excesivo uso de la fuerza y violencia.

Detención durante una de las manifestaciones en Santiago

Organizaciones de derechos humanos pusieron en marcha una misión internacional que buscará constatar la vulneración a los derechos de los manifestantes que se movilizan en el país desde el inicio de las protestas el 18 de octubre. Se reunirán con organizaciones civiles, víctimas directas de la represión y representantes gremiales y estudiantiles que participan de las movilizaciones. En paralelo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le solicitó a Chile autorización para visitar el país, tras las denuncias recibidas por el uso excesivo de la fuerza de policías y militares.

La misión internacional fue presentada con una conferencia este jueves en la Sede de Observatorio Ciudadano, en Santiago. Del colectivo de trabajo forman parte, entre otros, la Asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora (participará como observadora Nora Cortiñas), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LIDH), la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), el Comité por los Derechos Humanos en América Latina, Articulo 19 de Brasil y Front Line Defenders de Irlanda.

Paulina Acevedo forma parte de la ONG Observatorio Ciudadano, una de las principales convocantes de la misión. Tras finalizar la conferencia, habló con los medios sobre los orígenes del proyecto. “La inquietud surge de la Coordinadora Multisectorial de Temuco. En torno al aumento e intensidad de las violaciones de derechos humanos, junto a organizaciones de amplia trayectoria pensamos que teníamos que organizarnos para articular una misión de observación”.

“La misión cuenta con más de diez observadores internacionales de gran nivel. Creo que la pertinencia la brinda también el hecho de ser una misión que proviene y surge desde las propias organizaciones de derechos humanos en Chile”, destaca la periodista y activista que además detalla las actividades programadas por la misión: “Vamos a reunirnos con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y visitar tres ciudades: Santiago, Valparaíso y Temuco. Allí tendremos reuniones con organizaciones civiles y de derechos humanos. Luego vamos a ir a instituciones sectoriales (estudiantes, gremios, colectivos de artistas, etc.). Buscamos de esa forma recolectar testimonios de víctimas que respondan a patrones sistemáticos de violaciones a derechos humanos”.

La misión contará además, con presencia argentina. Andrés López, abogado del equipo de Litigio y Defensa Legal y miembro del CELS, llegó a Chile representando a la institución. “Desde hace muchos años venimos trabajando con organizaciones chilenas”, explica. López destaca la importancia de formar parte de la misión, para “realizar una tarea de registro, relevamiento de casos, entrevistas; en suma, darle un marco a las violaciones a los derechos humanos que estamos viendo a diario”.

El foco del trabajo colectivo estará puesto sobre la feroz respuesta del gobierno a las protestas y movilizaciones, un combo que incluye el uso de medidas de excepción formuladas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), como el estado de emergencia y toque de queda, que traen como consecuencia la salida de militares y policías a las calles y una fuerte represión que por el momento deja un saldo de 23 muertos y alrededor de 1.600 heridos según el INDH.

Enrique Font, también argentino, participa de la misión en representación de la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT). Para Font, nada de lo que está ocurriendo en Chile constituye una novedad. «Sí es nueva la escala, dado el nivel de intensidad de la protesta social y la reacción que está teniendo el Estado, pero no resultan prácticas totalmente desconocidas”. Para reforzar esa idea, el observador enviado por la OMCT toma dos ejemplos del pasado:

 “En 2016, el Comité Contra la Tortura de la ONU en Chile marca como problemas muy significativos la tortura y los malos tratos, la dificultad de la defensa pública y el mal funcionamiento del sistema penitenciario. En 2018, un nuevo informe del Comité vuelve a marcar situaciones que hoy parecen novedosas: violaciones a mujeres en contexto de detención, así como torturas y maltratos en traslados y detención. Es decir, esas cuestiones no atendidas terminan generando las condiciones para que sucedan hoy estas cosas”, sostiene Font.

Además de la misión internacional que comienza a trabajar a partir de este jueves, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le pidió autorización a Chile para realizar una visita al país. Buscarán vigilar de cerca la situación de los derechos humanos tras las denuncias recolectadas en torno al uso excesivo de la fuerza por parte del Estado. «La CIDH a solicitud de un centenar de organizaciones, instituciones y movimientos de derechos humanos de Chile ha formalizado pedido de anuencia al Estado para una visita in loco de observación sobre la situación general de los Derechos Humanos en el marco de las protestas sociales», expresó la Comisión a través de Twitter.

Compartir en redesShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter